Siempre hay un veterinario como mínimo para atender las urgencias, no hay que llamar y esperar que el veterinario acuda, ya están allí, al cuidado de los hospitalizados y dispuestos a atender cualquier urgencia que se presente